Menú

Se firman los acuerdos para el sostenimiento económico de los colegios de FUHEM

Con la presencia de representantes de las familias y los equipos directivos de los tres centros escolares, y miembros del patronato y la dirección de FUHEM, se han firmado los acuerdos para el sostenimiento económico del Proyecto Educativo de nuestros tres colegios.

El pasado 20 de octubre tuvo lugar el acto de la firma conjunta de los acuerdos para el sostenimiento económico del Proyecto Educativo de los colegios Hipatia, Lourdes y Montserrat. Este acuerdo es fruto de las conversaciones mantenidas a lo largo del último año y medio, cuando las dificultades económicas sobrevenidas por la pandemia, que afectó tanto a las familias de nuestros colegios como a la propia Fundación, planteó de forma inaplazable la necesidad de actualizar los acuerdos que se firmaron en 1992. En esta ocasión, el objetivo es adecuarnos a la nueva situación y consensuar una propuesta económica de distribución mensual de la aportación voluntaria de las familias que contribuya al sostenimiento económico del Proyecto Educativo de FUHEM y a las necesidades de cada centro.

Las nuevas propuestas económicas que recoge el acuerdo, giran en torno a los siguientes ejes fundamentales: el equilibrio presupuestario, como postulado básico para que nuestros centros sean sostenibles en el largo plazo; el mantenimiento del Fondo de Solidaridad, como sistema que articula la ayudas al estudio y los proyectos de innovación; afrontar las necesidades en las infraestructuras de los centros; y revisar la estructura de ingresos y gastos de los colegios. Las propuestas económicas ratificadas por los tres colegios se formulan considerando un horizonte temporal de doce cursos escolares.El contenido del acuerdo se puede consultar en el apartado de información económica de cada colegio.

El acto de firma, que se celebró de forma presencial, tras meses de trabajo y numerosas reuniones a través de las pantallas, supone un hecho imprescindible y relevante para FUHEM y para sus tres centros; y el encuentro puso de manifiesto la ilusión, el compromiso, el agradecimiento y el trabajo en equipo que alienta el presente y el futuro de nuestra comunidad escolar.

Celebrado en el Colegio Montserrat, el acto contó con una ronda de presentación de todos los participantes; al que siguieron las breves intervenciones de las personas que tomaron la palabra tanto en representación de FUHEM como de las familias de los tres colegios.

Un acuerdo fruto del excelente trabajo en equipo y el compromiso con el proyecto, en palabras del Patronato

Maite del Moral, presidenta del patronato de FUHEM, fue la primera en intervenir y en expresar la transcendencia del momento y su gratitud hacia todas las personas que han trabajado de forma incansable para alcanzar este acuerdo. Recordó el precedente de los acuerdos de los acuerdos sobre el Fondo de Solidaridad, que se firmó con las familias del Colegio Montserrat en 1992, en una coyuntura muy difícil; y permitió asegurar la viabilidad del proyecto, la mejora de su calidad y la solidaridad entre los centros. Se refirió también a las enormes dificultades de todo tipo que la pandemia nos ha obligado a enfrentar, al tiempo quetambién nos han permitido constatar la vitalidad de nuestro proyecto y el compromiso y esfuerzo de toda la comunidad educativa para que no solo siga siendo viable sino abierto a un futuro esperanzador. 

Maite del Moral terminó su intervención recordando el valor de la palabra “hogar”, incluida en la sigla de FUHEM: que alberga a todos, que ofrece calor y seguridad, y que nuestros colegios muestran al contar con segundas y terceras generaciones, los hijos e hijas, nietos y nietas de quienes estudiaron hace décadas en ellos y ahora forman parte del alumnado o de su plantilla.

Seguidamente, tomó la palabra Yayo Herrero, vicepresidenta del patronato de FUHEM, quien manifestó sentirse afortunada por haber participado en este largo proceso en el que se han compartido “críticas, contentos y descontentos”; y en el que, desde la sinceridad y el deseo de compartir, se ha llegado a un acuerdo que va a tener continuidad en una comisión de seguimiento que permitirá seguir trabajando desde la corresponsabilidad y la responsabilidad de todos, participando en las decisiones que afecten a cada uno de los colegios: proyecto educativo, obras, extraescolares… Tras unos meses tan duros, dijo Yayo Herrero, “el proyecto de FUHEM está más cohesionado y más arraigado gracias a un equipo que ha demostrado que quiere, sabe y puede seguir fortaleciendo un proyecto de educación transformadora”.

Siguiendo el orden alfabético, a continuación, intervinieron los representantes de las familias de los tres colegios.

Colegio Hipatia: una oportunidad y un compromiso que fortalece

En el caso de Hipatia, estuvieron representados por Leticia Martínez, presidenta de la Asociación de Madres y Padres del Alumnado; y los representantes de las familias en el Consejo Escolar: Adolfo Calle, Vanesa Peñas y Eva Morales. En sus palabras, aludieron a la relación de las crisis con las oportunidades, y agradecieron la oportunidad de haber participado en la elaboración de este acuerdo. Recordaron también los debates de hace diez años, cuando FUHEM organizó una serie de encuentros para responder a la pregunta de cómo educar ante un futuro incierto y lo dejó por escrito en un libro. Una década después, hemos sido invitados a “reescribirlo de nuevo, con muchos factores del entorno que han sido modificados y a alcanzar un acuerdo que ha favorecido la unión de FUHEM y toda su comunidad educativa en un momento emocionante” que supone un punto y seguido, tras tantas horas de reuniones de las que, concluyeron, haber salido fortalecidos.

Colegio Lourdes: satisfacción ante un acuerdo de presente y futuro

A continuación, tomaron la palabra los representantes de las familias del Colegio Lourdes, gracias a la presencia de: Ignacio Silván, como representante de la Asociación de Familias del Alumnado en el Consejo Escolar; y los representantes de las familias en el mismo: Ana Sánchez, Dori García y Raquel Pérez. En primer lugar, agradecieron la participación de todas las personas involucradas en este largo proceso resaltando que “nos resultaba fundamental sentirnos parte del acuerdo”. Reconocieron la preocupación por la continuidad del Colegio y también la confianza en que esta firma sirva de guía para los próximos doce cursos. “Se trata de confirmar que nuestro vetusto cole, con sus virtudes y defectos, va a seguir siendo un lugar donde se educa, se cuida y se trabaja por una sociedad más justa. Un centro educativo con vocación de servicio público”. Subrayaron el peso de la participación de las familias, tanto en el acuerdo acordado como en la comisión de seguimiento que se va a crear; y en el ejemplo de trabajo colaborativo que este pacto ofrece a sus hijos e hijas, frente al individualismo que nos rodea. Expresaron su satisfacción por el apoyo que han dado las familias del Colegio al acuerdo alcanzado, a pesar de la reestructuración de las aportaciones que supone; y pusieron el énfasis en la necesidad de comunicarlo de forma acertada e imaginativa, en especial, en lo relativo al Fondo de Solidaridad. Concluyeron con la necesidad de actualizar y mejorar las instalaciones del Colegio con el fin de que FUHEM cuente con colegios inclusivos e innovadores, que contribuyan a la mejora de la sociedad.

Colegio Montserrat: valores al servicio de innovación y la participación

Por último, llegó el turno del Colegio Montserrat, cuyas familias estuvieron representadas a través de Bárbara García, en calidad de presidenta de la Asociación de Familias de Alumnos del Colegio; Rocío Hernández, en representación de la citada Asociación en el Consejo Escolar del Centro; y los tres representantes de las familias en el Consejo: Antonio Garrido, Guiomar Castaño y Luis Rincón. Sus primeras palabras fueron para dar la bienvenida a todos los asistentes y dar valor al acuerdo: “Firmamos hoy un acuerdo para que, en el futuro, nuestros hijos e hijas sigan disfrutando de unos colegios en los que las palabras solidaridad, igualdad, compañerismo, amistad, empatía, apoyo, respaldo, comprensión, entendimiento, humanidad, fraternidad… sigan siendo la base de convivencia y aprendizaje de su día a día”. Además de los valores, subrayaron aspectos metodológicos: “Trabajos por proyectos, mesas agrupadas, aulas sin muros, grupos interactivos… son la forma de trabajar y aprender que las familias de este Colegio queremos para nuestras hijas e hijos”. Y a continuación, pusieron de relieve la generosidad de las familias de Montserrat y la necesidad de que este acuerdo sirva para una renovación del Colegio, de forma que esté a la altura de los tiempos; el deseo de una mayor presencia de las familias dentro del Colegio; un mejor mantenimiento de las instalaciones y una mayor participación de familias y alumnado.

Un acuerdo entre las familias, los colegios y la Fundación

Tras las firmas de los documentos por parte de todos los representantes presentes en el acto, tanto de FUHEM como de cada uno de los colegios, se disfrutó de un rato de charla distendida en el patio del Colegio Montserrat. Ese espacio que se llena día a día de jóvenes que se preparan para el futuro, estuvo durante un par de horas, habitado por adultos que se sentían protagonistas de la educación de sus hijos e hijas, orgullosos de que, tras tantos meses de reuniones, se pudiera celebrar un amplio acuerdo que pone de manifiesto el valor del trabajo en equipo, la generosidad, la ayuda mutua y el deseo de que los colegios de FUHEM sigan siendo un referente de educación innovadora, inclusiva y de calidad.