Menú

10. Plan de prevención, detención e intervención ante el acoso escolar

Un tipo de conflicto propio de los contextos escolares es el Acoso Escolar o Bullying y se puede definir como una conducta de persecución física y/o psicológica que realiza un alumno contra otro, al que elige como víctima de repetidos ataques. Esta acción, negativa e intencionada, sitúa a la víctima en una posición de la que difícilmente puede salir por sus propios medios. Se constatan las siguientes características:

  • La intención de hacer daño (físico, verbal o psicológico).
  • El desequilibrio de poder, que hace a la víctima impotente para salir de esta situación por sí sola.
  • La reiteración de las conductas, lo que produce en la víctima una merma progresiva de la autoestima y apuntala la relación de dominio-sumisión que caracteriza este maltrato entre iguales. Si bien un solo episodio puede darse con tanta virulencia que sea suficiente para establecer una relación de dominación duradera.

Desde el centro escolar hemos adaptado un plan de intervención que hemos dividimos en tres fases:

  1. PREVENCIÓN. Se trata de todas aquellas acciones que se llevan a cabo en el centro desde la etapa de infantil hasta cursos superiores de secundaria y bachillerato, que tienen como objetivo potenciar una convivencia positiva y desarrollar habilidades sociales como la empatía, la asertividad, la búsqueda de ayuda, etc.

Entre estas actividades podemos destacar la programación de inteligencia emocional con alumnado y profesorado, el uso de asambleas, la figura del tutor o tutora, la participación en talleres vinculados con el trabajo socioemocional, la formación de alumnado ayudante, entre otras muchas.

  1. DETECCIÓN. Este paso es fundamental para otorgar una respuesta adecuada ante este tipo de casos. Para ello se llevan a cabo cuestionarios sociométricos que nos ayudan a conocer el tipo de interacciones que se suceden en un grupo, destacando el programa Socioescuela como herramienta específica para la detección de posibles casos de acoso entre las edades de 10 y 14 años.

Además, se desarrollan sesiones de sensibilización con alumnado y con profesorado como paso imprescindible para la observación, el reconocimiento, identificación de posibles situaciones de maltrato entre iguales.

  1. INTERVENCIÓN.  Atendiendo a la normativa y el protocolo establecido por la Comunidad de Madrid, se ha elaborado un protocolo de actuación cuando se detecta un posible caso de acoso escolar.

Se han establecido una serie de pasos, actuaciones y responsables que albergan desde la recogida de información, el trabajo coordinado entre distintos profesionales, comunicación a familias e intervención directa con el alumnado posible víctima, los posibles acosadores y el grupo; poniendo un especial interés en la realización un seguimiento sistemático del alumnado que está sufriendo ese ambiente de acoso. Además, de la puesta en marcha de otro tipo de medidas que sirvan para frenar la situación de abuso.

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies. Puede consultar nuestra política en el botón "más información"