Menú

En infantil...

Nos reunimos para refrescar y hacer explícito cómo a través de una mirada cómplice, un gesto cariñoso, un tono de voz cálido, una sonrisa afable, una caricia cercana y cuando es necesario una expresión firme y amable, conseguimos tanto como con las palabras que cuidan, esas palabras que alientan a ser y a estar con uno mismo y con los otros.
Y desde ahí vincular-se, crear-se, construir-se, querer-se, aprender-se…..
Para ello, el equipo de Infantil del 2do ciclo nos agrupamos por niveles una vez al mes para que desde detonantes como las  experiencias ajenas y propias, cortos, relatos, metáforas, dinámicas de grupo, imágenes, etc significamos cada elemento incluido en el proceso de la comunicación en un intento de hacerlo propio para mejorar nuestra competencia emocional. Y sobre todo para recordarnos que somos modelos de aprendizaje, modelos de ser y estar…..

En Primaria...

Reconocer si estoy enfadado, saber si mi compañera está triste, poder controlar mi rabia o saber decir que algo no me gusta… son algunos de los objetivos que nos hemos propuesto desde el Proyecto de Convivencia de Hipatia.
Las competencias emocionales se pueden enseñar y aprender. Nos gustaría que nuestros chicos y chicas de primaria pudieran hacer un buen uso de estrategias como la regulación emocional, asertividad, empatía, resolución de conflictos… con el fin de hacer frente a situaciones emocionalmente difíciles, dentro del ámbito escolar y en contexto no escolar, familiar y social.
Queremos promover, como centro educativo, el desarrollo integral de la persona, donde la dimensión emocional es fundamental. La etapa de primaria participa en esta propuesta utilizando la asignatura de Valores Sociales y Cívicos y a través de actividades y dinámicas que ayuden a nuestro alumnado a potenciar las competencias propias de Inteligencia Emocional.